14 – Ética, sociología, Capitalismo x socialismo, ideología marxista, libertad, civilización, filosofía, arte, intelectualismo

0
117

1) ¿Cuál es su concepto en relación a la ética?

INRI CRISTO: “En primero lugar, los que más hablan de ética son los que más la violan, y terminan usando la religión para imponer falsos preceptos de moral (a saber, los sacerdotes traidores de la causa divina). Resumidamente, no estarás hiriendo la ética desde que no vuelvas la espalda para DIOS, desde que no estés pecando, violando la ley divina. Pecado, vale más una vez recordar, es todo que hicieres que haga mal a ti o a otro. Todo que hicieres que no hace mal a ti ni a los otros no es pecado. Luego, ante mi PADRE, SEÑOR Y DIOS, vivir bajo principios éticos significa buscar la armonía en las relaciones en sociedad, el respeto en el contacto con la naturaleza la lucidez en la comprensión del universo. Es bien verdad, los códigos de la moral fueron inventados por los hombres para regular el comportamiento en sociedad e imponer límites a los que gustan de vivir enjaulados por ideas y principios siempre ortodoxos. Ya los que aman y conocen la libertad, no obstante, no se dejan aprisionar por las barreras moralistas impuestas por los hombres. Yo amo la libertad y volví para este mundo para enseñar mis hijos a ser libres, como ya dije cuando me llamaba Jesús:’ y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres’. (Juan c.8 v.32). Libres para vivir, libres para amar, libres para adorar el CREADOR Supremo, mi PADRE, SEÑOR y DIOS.”

2) De su punto de vista, ¿cuál sistema de producción está más cerca de la justicia social, capitalismo o socialismo?

INRI CRISTO: “Ninguno de los sistemas de producción puede estar cerca de la justicia social, en cuanto no se tenga DIOS en primero lugar. El ideal sería aquel que fuese coherente con el régimen teocrático, teosocialista o teocapitalista. La justicia social solo puede ser posible cuando los seres humanos hayan aprendido a vivir en común, con los ojos vueltos para DIOS y todos estuvieren conscientes de que nada poseen y sí que todo pertenece a DIOS.”

3) El lema de la revolución francesa que ocurrió en 1789 era ‘Libertad, Igualdad y Fraternidad’. Hasta hoy, esto no se concretó. ¿El Señor considera que un día es posible esto se efectuar o no pasa de utopía?

INRI CRISTO: “Resumidamente, es posible se efectuar el día en que los seres humanos comulguen, cohabiten bajo el imperio de la ley divina, teniendo únicamente DIOS, mi PADRE, como SEÑOR. Cuando todos amaren el mismo DIOS, el mismo SEÑOR, y siguieren sus santas y eternas leyes, podrán vivir en armonía en la Tierra, jamás se olvidando que la ley de la igualdad consiste únicamente en distribuirse desigualmente a desiguales en la medida que se desigualan.”

(Lea Ley de la Igualdad en el libro DESPERTADOR).

4) ¿Lo qué el Señor define como libertad, ya que dice ser el libertador?

INRI CRISTO: “La libertad asemejase a un recipiente repleto de agua cristalina indispensable en la travesía de un largo y tórrido desierto. Sin este precioso líquido, ciertamente morirías de sed. Aun, si ingerido de una sola vez, seréis conducidos al indubitable fenecimiento. Tenéis entonces que administrarlo con prudencia. a fin de concluir la jornada. La libertad es una de las mayores dádivas que DIOS concedió al ser humano, pero solo depende de él saber usarla. Hace dos mil años atrás yo dije: ‘y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres’ (Juan c.8 v.32). Quien desea conocer la verdad viene hasta mí y yo lo liberto de los grilletes de la idolatría, de la fantasía y de la mentira. El más significativo examen de la libertad de un ser humano es conseguir llegar hasta mí. Una persona puede decirse libre cuando consigue atravesar sobrepujar el túnel negro repleto de escorpiones, serpientes, cocodrilos, etc. Y finalmente venir a mi presencia. Muchos solamente descubren que no son libres al intentar me encontrar, pues surgen innúmeros obstáculos, principalmente entre los familiares. He aquí el significado de lo que enuncié antes de ser crucificado: ‘No penséis que he venido para traer paz a la tierra; no he venido para traer paz, sino espada. Porque he venido para poner en disensión al hombre contra su padre, a la hija contra su madre, y a la nuera contra su suegra; y los enemigos del hombre serán los de su casa. El que ama a padre o madre más que a mí, no es digno de mí; el que ama a hijo o hija más que a mí, no es digno de mí…El que halla su vida, la perderá; y el que pierde su vida por causa de mí, la hallará’ (Mateo c. 10 v. 34 al 40). La separación es inevitable. Quien ama y es esclavo de las tinieblas no consigue convivir armoniosamente con los amantes de la luz. Es extraño encontrar una familia entera unida, en que todos los integrantes aman a la luz y a la verdad. La libertad, igualmente, no consiste en hacer todo lo que se desea, y si, en no se dejar esclavizar por deseos insaciables. Muchos piensan que son libres, piensan que pueden hacer todo que quieren y se equivocan. La mayoría de estos no son libres y si esclavos de sus fantasías, de sus miedos, de sus miserias, de sus angustias, de sus vicios, de los grilletes y amarras impuestos por la decadente sociedad contemporánea. Tienes el derecho de pensar que eres libre para fumar lo cuanto quieres. ¿Pero esta libertad no irá te tornar esclavo del tabaco? Puedes aun, siguiendo el mismo raciocinio, seguir por el camino de las drogas, aun ellas te conducirán para el fondo del pozo negro culminando con la destrucción del sistema neuronal y difícilmente te libertarás. O entonces puedes imaginarte libre para, en la condición de avaro, acumular muchos bienes materiales, joyas, automóviles, inmuebles… olvidándote que cuanto más posees, más prisionero serás de tus riquezas, sin las cuales te sentirás muy infeliz. Hace dos mil años ya hablé sobre eso: ‘No os hagáis tesoros en la tierra, donde la polilla y el orín corrompen, y donde ladrones minan y hurtan; sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el orín corrompen, y donde ladrones no minan ni hurtan. Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón’ (Mateo c.6 v.19 al 21). También puedes usar de la libertad para ansiosamente transformarte en un guloso. Pero, ¿no te tornarás así un esclavo de la gordura, teniendo que cargarla donde quieras que fueres? La libertad puede conducirte al valle de la promiscuidad y al mismo tiempo sujetarte a sufrir una enfermedad incurable. Debes, por tanto, usufructuar de la libertad aliada a la concientización. Solo así no te tornarás esclavo de ella. La verdadera libertad impone disciplina, equilibrio, lucidez. No se puede ser racionalmente libre en medio a la confusión, al desequilibrio y la ignorancia.”

5) ¿L qué el Señor piensa sobre la ideología marxista o comunismo?

INRI CRISTO: “El llamado comunismo es una farsa idealizada y teorizada por Karl Marx en el afán de engañar los incautos. Según esa ideología, todos usufructúan de la propiedad colectiva perteneciente al estado. Los ciudadanos, independiente de la profesión que ejerzan, deben tener las mismas condiciones de vida. Los bienes de producción son comunes a todos. En la teoría suena maravillosamente perfecto. La práctica, no obstante, es bien diferente. Para los líderes son erigidas suntuosas construcciones para habitar, usufructúan de un estándar de vida diferente de los demás ciudadanos; por fin, la corrupción se implanta en el seno de la clase dominante. Eso no quiere decir que sea errado los gobernantes habitar en un palacio; es hasta necesario, por causa de su condición jerárquica. Errado es proclamarse partidario del comunismo y vivir en el lujo, en cuanto, al mismo tiempo, personas del pueblo pasan hambre y viven en precariedad. Si el comunismo realmente existiese, entonces todos, incluyendo los líderes, deberían sobrevivir bajo las mismas condiciones. Josef Stalin tendría abdicado del palacio, a fin de habitar en una choza semejante al de los operarios y FIDEL Castro dividiría el palacio donde habita con los cosechadores de caña. En resumo: el día en que sea posible un individuo con pie tamaño 43 calzar un zapato 34, reveré mi concepto sobre el comunismo. Mikhail Gorbachev comprendió el equívoco y promovió la disolución de la ex URSS. Considerando la inviabilidad de mantener la farsa del comunismo en la práctica, porque todos los seres humanos son por naturaleza diferentes, cada uno debe recibir de acuerdo con sus necesidades y aptitudes, dentro de la ley de la igualdad, que, vale más una vez recordar, consiste únicamente en distribuirse desigualmente a desiguales en la medida que se desigualan. Es la extensión de lo que enseñé en la parábola del Talento, cuando me llamaba Jesús (“Porque al que tiene, le será dado, y tendrá más; y al que no tiene, aun lo que tiene le será quitado’ Mateo c.25 v.29).”

6) ¿Lo qué falta para que se establezca el equilibrio en las relaciones sociales?

INRI CRISTO: “Armonía, simbiosis con DIOS.”

7) ¿Tener ambición es pecado?

INRI CRISTO: “Tener ambición no es pecado desde que no ambiciones lo ajeno. Desear poseer una buena casa, adquirir un buen automóvil, trabajar en un buen empleo o entonces dirigir un rentable negocio no es pecado. Al contrario, es hasta una bendición. El pecado está en ambicionar lo ajeno, que consiste en la violación del décimo mandamiento: ‘No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo’ (Éxodo c.20 v. 17). Ambicionar lo ajeno significa desear la casa de vuestro vecino o el auto de vuestro hermano, excepto que sean anunciados y puestos a la venda. Si deseas construir una casa mejor de lo que él construyó o hasta poseer un auto más confortable de lo que él tiene, no estarás pecando, porque si confías en DIOS ÉL puede os dar mucho más de lo que puedes imaginar. DIOS siempre os bendecirá desde que confíes en ÉL y hagas vuestra parte. Aun, recuérdate siempre que cuanto más eres esclavo de la materia, más ella os esclavizará y cuanto menos seas esclavo de ella más ella se tornará vuestra esclava. Si vosotros se contentaren en recibir lo poco con la bendición del SEÑOR, este poco se transformará en mucho y recibirás las dádivas del cielo. Aun, se no confiares en DIOS y vosotros entristecieres con lo poco, envidiando los demás, entonces tendrás cada vez menos.”

8) ¿Hasta qué punto el llamado ‘progreso del mundo civilizado’ puede ser considerado benéfico para la humanidad?

INRI CRISTO: “Hasta punto alguno. Junto a los supuestos beneficios, el progreso acarreó innúmeros prejuicios al real bien estar de la humanidad. Si el progreso de veras fuese progreso, se extendería a todos los habitantes de la tierra, no a un restricto número de personas, coincidentemente los considerados materialmente más ricos. El progreso no hizo la humanidad más próspera, ni hizo los niños más felices. Al contrario, trajo consigo el consumismo caracterizado en el desespero frenético de querer más y más, la corrida desenfrenada en busaca de lo más nuevo, de lo más avanzado, provocando la inevitable disputa de quien tiene y puede tener lo mejor; por otro lado, disgusto e insatisfacción a los que no tienen y no pueden tener. Progreso se ha convertido sinónimo de polución del aire y de los ríos, deforestación, extinción de los animales, destrucción de los recursos naturales del planeta, desequilibrio ecológico, prejuicio a la salud, angustia social, etc.”

9) ¿Lo qué el Señor considera un estándar ideal o por lo menos equilibrado de vida?

INRI CRISTO: “Los seres humanos tendrán alcanzado el estándar ideal de vida cuando aprendieren a vivir en sencillez, porque la simplicidad es el último grado de la sabiduría. Eso se traduce en alimentarse correctamente a base de nutrientes saludables, en la medida de lo posible sin química, tener un trabajo cotidiano revertido para el bien común; dar buena educación a los descendientes, conservar la madre Tierra, extrayendo de ella solamente lo necesario para la sobrevivencia, cuidar de la salud, adquirir gusto por las cosas sencillas y hábitos saludables etc.”

10) ¿Cómo el Señor diferencia un intelectual de un intelectualoide?

INRI CRISTO: “Un intelectual, como bien dice el termino, es alguien que desenvolvió el intelecto. Eso independe de haber frecuentado una academia terrestre, puesto que la capacidad de raciocinar está en el individuo y no en los títulos que eventualmente vaya a ostentar. La mayor demostración del grado de intelectualidad de una persona está en la humildad en reconocer cuando está equivocado en sus ideas e inclinarse delante de la verdad. Ya el intelectualoide es el individuo que se juzga alguien muy sabio, muy inteligente (y en algunos casos hasta superior a los demás seres humanos), y procediendo de esta forma permite que el nefasto orgullo académico le ciegue el entendimiento, dejándolo estrecho de miras, girar en círculos en las rayas de su tan tacaña y limitada inteligencia’. Eso lo impide de vislumbrar las sutilezas de las cosas de DIOS y reconocer sus fallas conceptuales, he aquí porque yo dije cuando me llamaba Jesús: ‘Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, porque escondiste estas cosas de los sabios y de los entendidos, y las revelaste a los sencillos y a los humildes’ (Mateo c.11 v.25). Pero le dejo claro que no soy contra el conocimiento académico. Al contrario, considero el estudio fundamental, herramienta saludable para el desenvolvimiento del individuo y de la sociedad. Ya orienté diversos jóvenes indecisos que vinieron hasta mi presencia, indicándoles la facultad más adecuada para estudiar de acuerdo con la vocación de cada uno. Muchas veces acepté convites de estudiantes para hablar en universidades, sin demandar cualquier remuneración. Y todavía conocí muchas personas analfabetas a las cuales nominé instructores, a fin de que aprendiesen a leer y escribir.”

11) ¿El Señor puede nos explicar por qué Confucio, antiguo filosofo chino, dijo que solamente los sabios y los idiotas no mudan de idea?

INRI CRISTO: “De veras él hizo una afirmación que sirve para cualquier pueblo en cualquier época. Los sabios no mudan de opinión porque, teniendo conciencia de aquello que creen y usando del don del discernimiento, no se dejan influenciar por liviandades, no aceptan fantasías. Son irreductibles cuando alguien intenta les inculcar algo no condecente con su inamovible convicción. Ya los idiotas no mudan de idea por considerarse sabios y por tener plena convicción de los dogmas que le fueron inculcados; en sus mentes no hay más cualquier espacio para nuevas informaciones y consecuentemente no consiguen asimilar la verdad. Ya los que se posicionan en la línea intermediaria entre los sabios y los idiotas son los racionales buscadores de la verdad, de la sabiduría, y aun no se dejaron contaminar, iludir, alienar por los candados del raciocinio (dogma) impuestos por los mercenarios de la fe.”

12) ¿El Señor concuerda que un elevado al infinito sea mismo una indeterminación?

INRI CRISTO: “Si esa pregunta abarca solamente el campo de la matemática terrestre, la respuesta puede ser dada por la propia matemática, o sea, un elevado al infinito o a cualquier numero será siempre uno. Y así también partiendo para el campo de la matemática divina, uno más uno será siempre uno, porque yo y mi PADRE somos una sola cosa; y uno más dos sigue siendo uno, puesto que mi PADRE, yo y el Santo Espíritu somos una sola cosa. Y uno más dos, más cien, más mil… continuará siendo siempre uno, porque yo, mi PADRE y mis hijos un día seremos una sola cosa.”

13) El arte, aparentemente posee poco valor en la sociedad actual, ¿cuál el valor del arte para el desenvolvimiento humano? ¿Interpretar y producir trabajos artísticos variados engrandece nuestra alma? ¿Sería más, menos o tan importante cuanto los estudios científicos?

INRI CRISTO: “Cuando el arte es verdadero, siempre tiene un valor inestimable; el verdadero arte es inspirado. Nadie consigue practicar el arte verdadero sin inspiración, pero hay que se distinguir si la inspiración vino de DIOS o de los espíritus de las tinieblas (por ejemplo, el arte de esculpir estatuas para la práctica de la idolatría es abominable a los ojos del SEÑOR: ‘Pero maldito el ídolo hecho por manos humanas, tanto él como su autor’ – Libro de la sabiduría c.14 v.8) el arte resultado de la inspiración de DIOS sirve para alimentar el espíritu, propiciar encanto para el alma. Existe el arte de la escrita, el arte de componer canciones y obras musicales, el arte de la dramaturgia, y tantos otros. No obstante, el más sublime de todos, es el arte de la dialéctica, el arte de dar vida a las palabras y utilizar el poder de la palabra para hacer el bien. Y os digo de verdad, que el arte es más valioso para el ser humano de lo que cualquier trabajo físico y manual, de lo que el propio desenvolvimiento científico, puesto que el arte muchas veces es el vehículo a través del cual lo sublime, lo bello y lo divino se manifiestan a los hombres.”

Deja una respuesta