Parábola de las DOS MUJERES

0
77

Así habló INRI CRISTO:

“La proscripta iglesia romana se asemeja a una mujer bonita, aunque hueca, vacía interiormente. Bella porque hasta 28/02/82 estaba respaldada por la legitimidad: ella, y solo ella, nació de mis palabras cuando dije en singular “Pedro, tú eres Pedro y sobre esta piedra edificaré mi iglesia” (Mateo c.16 v.18). Y porque yo dije en singular, todas las iglesias dichas “cristianas” carecen de legitimidad y origen histórica. Hueca porque se prevaleció de su legitimidad, su origen histórico para deturpar la ley divina induciendo a mis hijos en el camino del error y de la mentira, asumiendo la postura de la gran meretriz descrita en las Sagradas Escrituras (“La mujer estaba vestida de púrpura, de escarlata, adornada de oro… y tenia en la mano una copa de oro llena de dominación y de la inmundicia de su prostitución… madre de las impudencias y de las abominaciones de la tierra” – Apocalipsis c.17 v.4).

Enseña al pueblo a adorar estatuas (ídolos malditos), afirma que mi PADRE, SEÑOR y DIOS, el CREADOR Supremo, único ser increado, único eterno, único ser digno de adoración y veneración, único SEÑOR del Universo, tiene madre (“santa Maria madre de dios” es la mayor blasfemia proferida contra el ALTISIMO en la intención de disminuir su inmensurable majestad / ver Maria Mujer), viola el sábado consagrado al SEÑOR (“… guardad mis sábados” – Levítico c.26 v.2 / los sacerdotes, traidores de la causa divina, obedientes a Constantino, finado emperador romano, desde el año 321 enseñan a guardar el domingo en vez de sábado / ver Anales de la Historia en el libro DESPERTADOR 1ª parte), vende sacramentos, que, una vez establecido el precio, dejan de tener cualquier valor frente al ALTISIMO desde que yo dije a los discípulos: “Gratis lo habéis recibido, dadlo gratis” (Mateo c.10 v.8), niega la reencarnación que yo enseñé antes de ser crucificado, constante innumeras veces en las Sagradas Escrituras (ver Reencarnación y Anales de la Historia en el libro DESPERTADOR Explosivo Vol.1), condenó millares de personas inocentes a que ardiesen en la hogueras de la mal afamada “Santa Inquisición”, en nombre de DIOS, porque se hubieron manifestado contra sus iniquidades y barbarismos (“Vi esta mujer (iglesia romana) ebria de la sangre de los santos y de la sangre de los mártires de Jesús” – Apocalipsis c.17 v.6), etc.

Por otro lado, las iglesias intituladas “cristianas” y “evangélicas” son semejantes a una mujer fea, pero sagaz. Ostentan la fealdad que estigmatiza su ilegitimidad pero, a ejemplo de las mujeres feas, desarrollaron la astucia, pues observan algunos de los principales mandamientos de la ley divina. No se arrodillan enfrente a ídolos, muchas veces si esfuerzan, aunque erróneamente, para vivir una vida de forma más natural posible, etc.

Todavía, engañan a los incautos ministrándolos una serie de sandeces y fantasías (entre las cuales la de que yo resurgí en carne y hueso y así fui al cielo – ver detalles en la circular Resurrección pág.7), puesto que, en vez de que examinen el Evangelio que yo enseñé, se orientan por las enseñanzas de Pablo, el primer falso profeta (él propio reconoció en un furtivo momento de honestidad y remordimiento al afirmar tajantemente: “Efectivamente… no soy digno de ser llamado apóstol porque perseguí la iglesia de DIOS” – I Corintios c.15 v.9). Además, las biblias farisaicas son mutiladas, hay una falla de 7 libros, a saber: Baruc, Eclesiástico, I Macabeos, II Macabeos, Judith, Sabiduría y Tobías. Ululan en las esquinas y templos farisaicos: “¡Aleluya, la sangre de Jesús tiene poder!”, operan innúmeros prodigios usando mi antiguo nombre (Jesús), cumpliéndose lo que yo predije antes de ser crucificado: “Orad y vigilad, que nadie vos engañe, porque falsos cristos y falsos profetas vendrán en mi nombre, harán prodigios y engañarán a muchos, hasta a los elegidos si fuera posible” (Mateo c.24 v.5 y 24). Meditad, mis hijos, porque si yo dije “hasta a los elegidos si fuera posible”, esto significa que la sagacidad de los falsos profetas, lobos en piel de oveja, impostores que se auto nombraron pastores, se operaría de tal forma que llevaría muchos a creer hasta mismo en una supuesta legitimidad. Seducen a muchos en el camino de la perdición, pues, al extorsionar el diezmo de los incautos, están induciéndolos en verdad a pagar, por cuotas, el pasaje al infierno, donde habrá llanto y crujir de dientes (Mateo c.13 v.42 y 50). (“Pero, ay de vosotros que cerrad el reino de los cielos a los hombres pues ni vosotros entráis, ni dejad que entren los que están para entrar”- Mateo c.23 v.13).

En lo tanto, los veo con buenos ojos, puesto que están ayudándome en la difícil tarea de separar las ovejas (mis hijos legítimos) de las cabras (sus seguidores – Mateo c.25 v.31 a 46), además de que, irónica y providencialmente, al roer el casco podrido de mi antiguo barco (la proscripta iglesia romana), cuyo hundimiento hace propicio el deslizar de mi nueva embarcación (SOUST – Suprema Orden Universal de la Santísima Trinidad / ver Parábola del Barco Náufrago en el libro DESPERTADOR Explosivo Vol.1), favorecen la consolidación del Reino de DIOS sobre la tierra. Una vez más el ALTISIMO escribe recto aunque por líneas torcidas, porque los hombres tornaron tuertas las líneas”.

Quién divulgar este mensaje será agraciado con bendiciones del cielo.

Deja una respuesta