16 – Medicina y salud, donación de órganos, origen y cura del cáncer, células madre, clonación, eutanasia, suicidio

0
50

1) ¿Cuál es su opinión sobre la donación de órganos?

INRI CRISTO: “No es lícito donar algo que no nos pertenece. Vuestro cuerpo físico en la verdad no es vuestro tan solamente, es un vehículo concedido en franquía por el bondadoso PADRE Celeste, facultándoos circular sobre la Tierra, a fin de rescatar el débito karmático, evolucionar o cumplir una misión. Solamente a DIOS cabe decidir el destino de vuestros cuerpos y de vuestras almas. Nadie sufre una purgación sin que esté rescatando debito karmático. Es el mecanismo de la ley divina: acción y reacción, causa y efecto. Al fin del tiempo de expiación, cesa el sufrimiento del penitente, sea en esta o en otra encarnación, así siendo, no es bien visto a los ojos de DIOS, mi PADRE, donar los órganos porque no podréis donar lo que no os pertenece, tampoco podréis decidir algo tan importante sin la anuencia de DIOS, imponiendo a la naturaleza un curso diferente de lo que le fuera predestinado. Sin infringir la ley divina, es posible donar medula ósea y sangre porque la madre naturaleza renuévalos constantemente. Aún existe un serio problema en relación a la donación de los órganos no renovables. Cuando alguien inscribe su nombre en la lista de los donadores, no obstante, impelido por nobles, altruistas sentimientos, comete el primero ilícito contra la ley divina al pasar por cima de la naturaleza y del cumplimiento de la ley. En seguida, automáticamente, encuadrase en la mira de los que esperan en la fila por la realización de un trasplante, tornándose vulnerable. Estos forman una corriente energética negativa que fatalmente lazará la inconsecuente víctima, arrastrándola en dirección al fenecimiento. Una vez que, en la mayoría de los casos, solo es posible quitar los órganos de personas que desencarnaron en accidentes, entonces el hecho de ser donador significa candidatearse a desencarnar accidentado, en fin, a ser acometido por una muerte precoz. Es el obvio: inevitablemente, los que necesitan de un órgano, aunque en el plano inconsciente, están en lo mínimo deseando, y a las veces, hasta vibrando, concentrados, para que alguien desencarne, como en una hinchada de futbol. ¿Cuál pensamiento está la mayor parte del tiempo presente en la cabeza de quien carece recibir un órgano, sino obtenerlo? Y para que el deseo se realice, ¿es o no necesario que alguien sea víctima de la fatalidad, o sea, sufra un accidente? Sinceramente, me siento compadecido y solidario con estas personas, las miro con amor y piedad. Ruego a mi PADRE, SEÑOR y DIOS que sea misericordioso y mitigue, abrevie su sufrimiento. Esquivándome de la hipocresía, de las medias verdades, calcando los pies en la realidad, soy forzado a reconocer que es de esa manera que acontece. Asimismo, considerando que millares de pacientes aguardan en las filas, en la esperanza de sobrevivir, la única solución para que nadie asuma el karma de otro, sería la implantación de una ley determinando que todos los ciudadanos, sin excepciones, automáticamente transfórmense en donadores una vez constatada la muerte clínica, independiente de posición social o religión. Solo así se evitaría esa presión espiritual sobre los actuales donadores. Por acaso, ya no escuchasteis parientes de donadores diciendo:’ ¿Cómo puede? ¿Justamente hoy ella fue inscribirse en la lista de donadores y hoy sufrió un accidente? Ante la ley de DIOS, tanto es pecado desear el órgano de alguien como también es pecado asumir el lugar de DIOS al exponer un órgano para la donación, en incentivo al pecado anterior, que consiste en la violación del décimo mandamiento (‘No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo’ – Éxodo c.20 v.3 al 17). De verdad, todo el problema reside en el desconocimiento, en la ignorancia de los seres humanos en relación a la ley divina. Piensan en prolongar la vida por temieren a la muerte, y temen a la muerte por ignoraren que la muerte no existe; es apenas una etapa de la vida. Yo mismo ya dije hace dos mil años: ‘De cierto, de cierto os digo, que el que guarda mi palabra, nunca verá muerte’ (Juan c.8 v.51), pues a los que creen en mi enseño la ley, que porta en su interior el ítem reencarnación. Todos apenas desencarnarán y después reencarnarán, hasta cumplir el ciclo de evolución. Al contrario, si le fuese enseñado el mecanismo de la perfecta y eterna ley de DIOS, jamás tendrían miedo de morir, ni se sentirían impelidos a adiar el pasamiento de otro. Confiarían en DIOS, dejándolo decidir el destino de todos. Yo volví a la Tierra justamente para reconducir mis hijos al camino de la luz enseñándolos a vivir dentro de la eterna ley divina (Juan c.16 v.7 al 16).”

2) ¿Lo que el Señor dice al respecto de la eutanasia?

INRI CRISTO: “Eutanasia significa de acuerdo con el diccionario, muerte sin sufrimiento o mitigar el sufrimiento de otro a través de la muerte. Como ya dije diversas veces, conviene más una vez resaltar que la muerte no existe. Todos solamente desencarnan y después reencarnan en el tiempo determinado por el karma de cada individuo. Siendo así, hay prácticamente dos formas de practicar la eutanasia, cada cual acarreando una consecuencia diversa al agente : 1ª) interrumpir la vida utilizando de un médico que anticipe el fenecimiento del penitente contrariando el curso natural de su existencia (al ejemplo de la inyección letal, entre otros), o, 2ª) dejar la naturaleza seguir su curso, interrumpiendo el método artificial de prolongamiento de la vida, sin cuya aplicación no se podría mantenerla ( son los casos que en virtud a la imposibilidad de regeneración del individuo intentase prolongar su sufrimiento – e no su vida – teniendo en vista tan solamente lucros ilícitos, como fue el caso de la genitora del ex presidente Fernando Collor, que permaneció cerca de un año en estado vegetativo dependiendo de máquinas). En la primera situación ante la ley divina es pecado practicar eutanasia, porque a nadie, sino a DIOS es lícito propiciar el desenlace de alguien. Quien así procede asume el débito karmático del enfermo. Ya en la segunda situación, inexistiendo condiciones de una persona sobrevivir por cuenta propia, el pecado está en mantenerla viva por largo tiempo, utilizándose de aparatos, es la ciencia extrapolando la voluntad divina. Se debe, esto sí, interrumpir la maquina dejando que la vida siga su curso natural. Pecado mayor es mantener una persona en estado vegetativo a través de métodos artificiales, al envés de dejarla continuar su destino, solo porque sus abastadas condiciones pecuniarias así lo permiten. La medicina vino del ALTISIMO si (‘Honra al médico por sus servicios, como corresponde, porque también a él lo ha creado el Señor. La curación procede del Altísimo’ – Eclesiásticos c.38, constante en la biblia católica, no confundir con Eclesiastés), facultando a los seres humanos usurear de sus beneficios a fin de mejor vivir en la Tierra. No obstante, se debe llevar en cuenta que los médicos también son seres humanos falibles, sujetos al error. El hecho de ejercer esta profesión no les da el derecho de mantener un ser vivo artificialmente, tampoco indica que todas sus conclusiones deban ser acatadas. Recomiendo a todos mis hijos que, delante cualquier impase del destino invoquen mi PADRE, SENOR Y DIOS, pidiéndole en oración que inspire los médicos en sus aptitudes a fin de ser bien sucedidos y tener la aprobación del alto.”

*Vea la chocante película Mar Adentro:

Sinopse:
Ramón Sampedro (Javier Bardem) é um homem que luta para ter o direito de pôr fim à sua própria vida. Na juventude ele sofreu um acidente, que o deixou tetraplégico e preso a uma cama por 28 anos. Lúcido e extremamente inteligente, Ramón decide lutar na justiça pelo direito de decidir sobre sua própria vida, o que lhe gera problemas com a igreja, a sociedade e até mesmo seus familiares.

3) ¿Cómo proceder en relación a los animales?

INRI CRISTO: “En el caso de los animales, ante la imposibilidad de haber regeneración, sacrificarlos a fin de mitigar su sufrimiento no es pecado, una vez que, diferente de los seres humanos, ellos no pecan, luego no transfieren debito karmático al ejecutor. Pero, es pecado hacerlos sufrir, porque también son criaturas animadas por el soplo divino.”

4) ¿Cómo el Señor ve la clonación humana y mismo a de los animales?

INRI CRISTO: “La clonación es uno de las señales del fin de los tiempos; una aberración científica contra la naturaleza. Es el hombre queriendo se pasar por DIOS. La vida no está en la carne y si en el espíritu. Es el espíritu que vivifica la materia. Luego, un clone jamás podría ser la perpetuación de su precursor por ser dotado de un espíritu diferente. Los seres humanos están volviendo la espalda a DIOS e intentando asumir su lugar, están jugando de DIOS. Por esta razón, en la hora cierta, recibirán el desprecio divino. Actúan en contraposición a la ley divina por ignorar que la muerte no existe. Más una vez el origen del error está en la ignorancia acerca de las cosas de DIOS.”

5) ¿Cuál es la causa del cáncer?

INRI CRISTO: “El cáncer es la enfermedad de la desesperanza, el suicidio del alma. Ocurre cuando el individuo pierde la esperanza, la confianza en DIOS, en fin, pierde la voluntad de vivir al sufrir un violento baque, una derrota social, emocional o espiritual, un infortunio en sus planos de vida, en fin, al ver se agotar la posibilidad de realizar sus ansias. Es estas circunstancias acciona mentalmente el mecanismo que desencadenará la enfermedad.”

*Lea el libro Vacuna Anticáncer https://inricristo.org/es/libro-vacuna-anticancer/.

6) ¿Hay un medio de curarlo sin intervención medicinal?

INRI CRISTO: “El único antídoto gratuito infalible para el cáncer consiste en cumplir fielmente el primero mandamiento (‘No habrá para ti otros dioses delante de mí’. Éxodo c.20 v3 al 6) y confiar en ÉL plenamente, como yo ya enseñé antes de ser crucificado: “Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente’. (Mateo c.22 v.37). En cuanto son desperdiciadas enormes sumas de dinero en busca de un antídoto, las personas desinformadas son imposibilitadas, impedidas de ver que la cura depende de sí mismas.”

*Lea el libro Vacuna Anticáncer https://inricristo.org/es/libro-vacuna-anticancer/

7) ¿Lo qué el Señor tiene a decir sobre el suicidio? ¿Es lícito ante los ojos de DIOS?

INRI CRISTO: “El individuo que comete suicidio, dando fin a su propia vida y anticipando por cuenta propia el desenlace, comete el acto más condenable en desacato a la autoridad del CREADOR Supremo. Cualquier problema que lo lleva a tomar tan extrema actitud es insignificante e injustificable ante el monstruoso daño causado a si mismo al perpetrar tan repudiable acto. En la realidad, el problema que eventualmente se le presentó tenía en el fundo el intuito de favorecer su evolución, jamás el de perjudicarlo. Ciertamente, tendría una de aquellas pruebas, exámenes de grado evolutivo a los cuales la ley divina periódicamente sujeta los seres humanos, a fin de conocer y atestiguar su madurez. Si, al contrario, al envés de desesperarse y apelar para el suicidio, recurriese al PADRE celeste y en humilde coloquio suplicase auxilio para su difícil trance, DIOS, bondadoso y misericordioso, le enviaría los ángeles, espíritus de luz con la misión de auxiliarlo a transitar triunfante en la difícil prueba.”

8) ¿Cuál el destino reservado a los suicidas?

INRI CRISTO: “En la hora del desespero los suicidas se olvidan de confiar en DIOS y son impedidos de vislumbrar el terrible castigo, mucho más penoso de lo que sobrepujar cualquier situación difícil en la Tierra. En su ignorancia, creen poder escapar cobardemente de este mundo y de los problemas para una vida mejor, pero en la verdad la vida que los espera en el otro mundo es todavía peor. Allá están condenados a repetir, de nuevo y de nuevo, el angustioso acto del suicidio y probar nuevamente los mismos dolores, la misma amargura y la terrible agonía del desenlace. Además, tienen que sufrir los lamentos de los parientes y suportar las maldiciones de los perjudicados con su cobarde fuga. Este suplicio perdura en el otro mundo hasta el día en que el suicida desencarnaría naturalmente. En seguida, reencarnan en condiciones muy penosas. Por haber menospreciado el cuerpo físico al punto de mutilarlo deliberadamente, reencarnan en cuerpos semejantes y hasta portadores de otros defectos físicos: mancos, ciegos, mudos, sordos, paralíticos, sin piernas, sin brazos, dementes, etc… Teniendo que arrastrar sus tristes vidas como locos, idiotas o mendigos. Son rebajados hasta el último grado evolutivo y tienen que escalar de nuevo la enorme montaña hasta llegar a la altura en que se suicidaron. Todo este mal flagela los suicidas por haber usado peligrosamente el inmenso poder del pensamiento en su tendencia negativa destruidora, pues se olvidaron del CREADOR en los momentos en que se les presentaron los reveses de la vida.”

9) ¿Qué orientación el Señor tiene a dar a los que piensan o ya pensaron en suicidarse?

INRI CRISTO: “De verdad os digo, mis hijos: es el pensamiento negativo cultivado durante mucho tiempo que arrastra los seres humanos precipitadamente al suicidio. Si concedieres albergue en vuestra mente a pensamientos suicidas, estos, poco a poco, se aposaron de vuestra conciencia, a tal punto, que el mortal enemigo interno será más fuerte de lo que vuestra resistencia y voluntad de vivir y en cualquier crisis nerviosa, implacablemente este enemigo, tenebroso espíritu de las tinieblas, os arrastrará al suicidio. Que sea vuestro pensamiento siempre optimista, constructivo, vuelto para la nobleza del alma, para las virtudes, para el bien. Traducid vuestros pensamientos en palabras, actos y obras edificantes a fin de que seas digno de seres llamado de hijo de DIOS. Es la ley divina, la ley de DIOS: el ser humano transformase siempre en un resumo de sus pensamientos. Si pensares en virtudes, seréis virtuosos, si pensares en pecados, seréis pecadores. El individuo que se deja invadir por pensamientos e ideas negativas sin rebatir, transformase gradualmente en un depósito de negatividad, o sea en una catacumba, residencia de espíritus negativos de bajas esferas. Toda vez que estuvieres con pensamientos negativos, rebatid con un mensaje positivo, puesto que todo pensamiento negativo proviene del maligno. Actuando así, el lado positivo sobrepujará el negativo y atraerás para junto de ti los espíritus de luz. Estos os ayudarán transformándoos cada vez más fortalecidos, a fin de ser victoriosos en vuestra ascensión espiritual rumbo a la unión con el PADRE.”

10) ¿El Señor ya ayudó alguien presto a suicidarse?

INRI CRISTO: “Directamente ya orienté varias personas que en un momento de desespero, querían dar fin a la propia vida, haciéndolas desistir del intento. Y también a la distancia muchos ya encontraran la serenidad del espíritu. El caso que más me llamó la atención fue el de una mujer, MRT, a quien conozco a muchos años y vive en una ciudad que queda a muchos kilómetros de la sede de la SOUST en Curitiba. Ella ya había comprado hasta la cuerda para ahorcarse y en la ultima hora resolvió telefonear para un amigo, diciéndole que estaba presto a suicidarse. Inspirado, él la aconsejó a no se precipitar; antes debería trancarse en la sala de su casa y escoger una música para escuchar. Al adentrar al recinto ella se deparara con un CD conteniendo mi mensaje a los que necesitan de confort espiritual. Más tarde ella vino visitarme y contó con gran alegría que, después de escuchar el cd, encontró fuerzas para cambiar de idea. Otro caso fue el de un mecánico que, en la ocasión, de tanto odio quería matar su semejante. Según tuve noticia, después de escuchar el mensaje sideral del cd también desistió del nefasto intento. Mismo cuando no puedo instruir y bendecir directamente los desilusionados y desesperanzados, se estos tuvieren la oportunidad de escuchar el cd o leer el libro con los enseñamientos que ministro de la parte de mi PADRE, sentirán en sus interiores la protección emanada de ÉL, el ALTISIMO.”

11) Si el Señor enseña que la ley de DIOS es acción y reacción, “una vida por una vida”, ¿Cuándo un ciudadano mata un malhechor en legítima defensa, como eso está previsto en la ley de DIOS?

INRI CRISTO: “De veras en la ley de DIOS está previsto que una vida debe ser paga con una vida, no por venganza y si por justicia divina. Pero cuando un ciudadano encontrase obligado a segar la vida de un malhechor para salvar la propia vida, en este caso no tendrá cualquier deuda karmática, pues la vida de la potencial víctima es paga con la vida del agresor. O sea, el agresor asumirá la deuda de un suicida, cualquier persona que opta por la delincuencia está de una forma o de otra procurando la propia muerte. El malhechor asumirá una deuda como si hubiese cometido suicidio y el que se defendió no tendrá cualquier deuda karmática, aun de estar respaldado por la ley de los hombres.”

12) ¿Cómo el Señor se posiciona cuanto a la aprobación de la ley de bioseguridad por el Congreso Nacional, que prevé la utilización de células madre de embriones en estudios científicos para posibilitar el tratamiento de ciertas enfermedades?

INRI CRISTO: “Considero sabia la actitud de los parlamentares que aprobaran ese proyecto de ley. Mi asesoría enviara en tiempo hábil, un mensaje a fin de que, estando aun algunos de ellos en cima del muro, facultase el posicionamiento al lado de la coherencia y contribuyese para una decisión que propiciará el bien a millares de seres humanos. Todo y cualquier avanzo científico que se manifiesta para el bien de la sociedad debe ser evaluado y puesto en práctica cuando se hace menester”.
(El mensaje emitido por INRI CRISTO a los diputados federales en el día 02/03/2005 consiste en los siguientes términos:’ Solamente los seres malvados, mal intencionados, demagogos, mezquinos, es que luchan contra el progreso de la ciencia cuando ella está avanzando inspirada por DIOS, para mejorar las condiciones de vida en la Tierra. Si existe la esperanza de recuperación de pacientes a través del estudio de células madre de embriones, es imprescindible que los diputados federales se concienticen cuanto a la relevancia de la aprobación de la ley de bioseguridad. Impedir la votación de esta ley bajo el argumento de que ‘no se puede pretender la cura de una persona mediante la muerte de una otra’ consiste en una actitud absurdamente incoherente, irracional, propia de pensamientos retrógrados que invariablemente caracterizan los preceptos de la proscrita iglesia romana (la meretriz del apocalipsis c.17), los mismos preceptos infalibles que cuasi condenaron Galileo Galilei, entre otros, a arder en las hogueras de la afamada ‘santa inquisición’, cuyas llamas asesinas segaron las vidas de millares de víctimas inocentes ‘ en nombre de DIOS’… no obstante, yo os digo, de verdad: ya que la medicina proviene del ALTISIMO (Eclesiástico c.38), se debe si, propiciar la cura de uno y de cuantos seres humanos vengan a necesitar a través de los métodos científicos con cuanto no se caracterice el prejuicio de otro. Es fundamental destacar que, a los ojos de DIOS y de la ley divina, en cuanto un feto no es auto suficiente, no sobrevive independiente de la gestante, no representa una vida, puesto que el espíritu solo es acoplado cuando el naciente aspira el primero soplo de aire vivificante. Niño como bien dice el término, es alguien pasible de ser criado, o sea, que sobrevive desvinculado del cuerpo de la gestante. Si un embrión es considerado una forma de vida tan completa cuanto a la de un ser humano adulto, entonces el mismo principio pode ser aplicado al espermatozoide y al ovulo que formarán el embrión. Bajo esta óptica, estos serían una vida tanto cuanto el embrión, pues sin la participación de una de esas partículas no sería posible el natural desenvolvimiento embrionario. Y yo os cuestiono: si los dichos religiosos siéntense tan preocupados con la conservación de embriones congelados, ¿por qué no preocuparse también con las descomunales porciones de espermatozoides eliminados todos los días, inclusive en los bastidores de los seminarios? ¿Por qué no se oponen también a la inseminación artificial, que presupone el fracaso de innúmeras tentativas y, por tanto, la muerte de innúmeras ‘vidas’ de embriones? ¿Por qué no se preocupan primeramente con las cuestiones que conciernen al declive de la propia iglesia? Es dispendioso creer que el motivo esté en la proporción de la cuenta bancaria de los beneficiados, pues solamente las mujeres socialmente privilegiadas pueden costear una inseminación, al paso que los beneficios propiciados por las células madre se extenderían a todas las clases sociales. Solo quien vive confortablemente en el lujo de palacios construidos en nombre de la fe, osa mantener la presión sobre el Congreso Nacional contra el progreso de la ciencia. Son hombres que jamás se sometieron a conocer de cerca el desespero, la angustia, los dolores de las madres de ver el sufrimiento de sus descendientes y que desean privar el brillo de la esperanza en los ojos de millares de ciudadanos. Falta de respeto por la vida es luchar contra la vida. Ruego a mi PADRE, SEÑOR y DIOS que inspire e ilumine los parlamentares, a fin de que contribuyan con la aprobación del proyecto de ley de Bioseguridad, en defensa del derecho de toda la populación brasileña de ter acceso a los avanzos de la ciencia para el tratamiento de enfermedades.”)

Deja una respuesta